10 secretos para cuidar un ramo de flores

10 secretos para cuidar un ramo de flores
5 (100%) 1 vote

No es ninguna novedad que las flores son sensibles y delicadas, se pueden deteriorar fácilmente si no tenemos especial cuidado y seguimos unas reglas básicas. Todos hemos recibido un precioso ramo de flores o planta alguna vez y en cuatro días se nos ha echado a perder; Te suena, ¿verdad? En este artículo te contamos los 10 consejos básicos para que tu ramo de flores aguante algunos días más.

¿Porque se marchitan las flores y plantas?


Antes de explicarte como conservar un ramo de flores, ¿sabes porque se estropean las flores y plantas? Ambos tienen su propio ciclo de vida, al igual que cualquier otro ser vivo del planeta: Nacen, crecen y e inevitablemente al cabo de un tiempo se marchitan y mueren. ¿Cómo evitar que se mueran las flores? ¿Se puede? En realidad sí, es tan sencillo como aplicar una serie de buenas prácticas y sencillos trucos para su cuidado. En el caso de los ramos de flores, donde las flores evidentemente ya han sido cortadas, será inevitable que al cabo de varios días acaben marchitándose, pero aplicando unos sencillos consejos podemos conseguir que aguanten unos pocos días más.

flores marchitas

Antes de ponernos manos a la obra, ¿sabías que existen tratamientos químicos que permiten detener el proceso biológico de las flores y así conseguir que se mantengan intactas para siempre? Aunque suene a ciencia ficción es una técnica muy extendida, hablamos de las llamadas flores eternas. Es un forma de congelar o detener el ciclo de vida de las flores para que se mantengan en el mismo estado para siempre, como si de flores de plástico se tratara. Gracias a esta técnica, podemos conseguir ramos para toda la vida (algo que resulta ideal para los bouquets de novia por ejemplo). Aplicar esta técnica queda lamentablemente fuera de nuestro alcance, al menos a nivel doméstico, por lo que te aconsejamos que tomes nota de las siguientes recomendaciones ya que mejorarán notablemente el tiempo de vida de tus plantas y ramos.

Coloca el ramo en un jarrón con suficiente agua


Si no tienes muy claro como cuidar las flores, lo primero que tienes que hacer es quitar el envoltorio del ramo y utiliza un jarrón o recipiente suficientemente grande. Para conservar las flores cuando ya están cortadas lo mejor es introducirlas en un jarrón y añadir la cantidad de agua necesaria para que cubra la parte inferior de los tallos.

Entre los consejos para mantener las flores más tiempo te recomendamos utilizar agua a temperatura templada o tibia, es decir, evita el agua caliente o demasiado fría. Las flores no absorben el agua fría con la misma facilidad y el agua demasiado caliente puede ser perjudicial.

En cuanto al recipiente, utiliza siempre jarrones de cristal ya que albergan menos suciedad que los de cerámica. Antes de poner las flores en el jarrón limpialo bien con jabón o incluso lejía para desinfectarlo.

Coloca la flores en un jarrón de cristal con suficiente agua

Elimina las hojas sueltas de los tallos


Sabemos que cuando nos regalan un ramo de flores lo primero que tenemos que hacer es introducirlo en un jarrón de cristal con agua, ¿pero sabías que las hojas del tallo no deben estar en contacto con el agua? Así es, para disfrutar el máximo tiempo posible de nuestras flores debes eliminar las hojas de la parte inferior de los tallos. Esto mejorará la calidad del agua en el recipiente (ya que evita que se ensucie en exceso) y por consiguiente la durabilidad de tus flores.

Para recortar el exceso de hojas puedes utilizar unas tijeras de podar o jardinería aunque también existen limpiadores de flores específicos que te ayudarán a realizar este trabajo de manera más rápida y sencilla.

Cortar los tallos en diagonal | Corte angular


No cortes los tallos rectos, córtalos en forma diagonal o angular. Con la ayuda de unas tijeras de podar o un cuchilo bien afilado (sin sierra), puedes cortar los tallos en diagonal de forma que aumentes considerablemente la superficie de contacto del tallo con el agua. Realiza el corte a 1 o 2 centímetros del tallo.

Con este sencillo truco conseguiremos una mejora en la absorción de agua de la planta y por ende mejorar su tiempo de vida. Una vez realices el corte, no deberás dejar pasar más de 30 segundos antes de introducirlas en agua.

Cambiar el agua de las flores a diario


Entre los consejos para cuidar las flores cortadas, uno de los más importantes es cambiar diariamente al agua del recipiente. Ayuda a tus flores utilizando a diario agua limpia y fresca. La cantidad recomendada dependerá del recipiente que utilicemos, pero por regla general se recomienda cubrir aproximadamente 10 centímetros del jarrón con agua para que cubra de sobra todos los tallos. Recuerda que las flores absorben el agua a través de los tallos, por o que un exceso no se aprovechará e incluso podría ser perjudicial.

Ten en cuenta que es preferible el agua tibia y que cada vez que cambiemos el agua es recomendable cortar nuevamente los tallos (en diagonal como hemos explicado en el apartado anterior).

Hidratar y limpiar las hojas


Para que nuestro ramo pueda decorar durante mucho más tiempo nuestro hogar debes hidratar su hojas. Con mucho cuidado, hidrata de vez en cuando las flores con la ayuda de un pequeño pulverizador.

Este consejo ayudará a mantener limpias las hojas de tus flores, libres de suciedad, insectos y otros restos y prolongará así su tiempo de vida.

No acercar demasiado las plantas a ventanas o cristales


Un truco muy práctico para cuidar un ramo de flor es no exponer las flores directamente a la luz solar. En el caso de las plantas de interior, un error muy frecuente es dejarlas muy próximas de ventanales o cristales. Debemos evitarlo a toda costa ya que las ventanas a través de la luz del sol harán efecto de lupa y podrían quemar ligeramente los pétalos y dañar así tu ramo.

No coloques el jarrón demasiado cerca de la ventana

Utilizar preservadores de flores o la famosa aspirina para las flores


Aunque no es completamente imprescindible, el uso de preservadores de flores nos ayudará a mantener nuestro precioso ramo intacto durante más tiempo. Los nutrientes para flores se comercializa en diferentes formatos, los más conocidos son los llamados sobres de nutrientes. Podemos encontrar este tipo de productos en tiendas especializadas o incluso fabricar algunos remedios caseros.

Existe la creencia de que una aspirina triturada tiene un efecto similar al que podemos conseguir con los preservadores. La creencia es cierta, gracias al ácido acetil salicílico de la aspirina se evita el desarrollo de microorganismos en los tallos y por consiguiente se consigue aumentar la vida de las flores. Podemos utilizar este medicamento en ausencia de un preservador. Como medida alternativa, podemos hacer uso de una cucharada pequeña de azúcar o sal en el agua para convertirla en agua rica en sales que beneficiará a nuestro ramo.

utiliza preservadores o aspirinas para tus ramos

No riegues las plantas en exceso, ¡pero tampoco te olvides de hacerlo!


Este consejo se aplica únicamente para las plantas, no sirve para los ramos pero nos ha parecido interesante recordarlo. El exceso de agua así como la carencia resulta perjudicial para tus plantas.

Acostúmbrate a regar tus plantas con cierta frecuencia, una vez al día, una vez cada dos días… ¿Cómo saber cuando nos toca regarlas? Primero de todo debes conocer la planta en cuestión, no será lo mismo un cactus que un geranio (¡vale! el ejemplo es un poco extremo, pero se entiende). Por regla general, te recomendamos que toques la tierra con un dedo y compruebas si la misma se queda pegada o no en tu piel. Si no se quedan trozos de tierra en tu dedo entonces la planta necesita agua, en caso contrario, puedes esperar al siguiente día. Si tienes dudas, también puedes introducir ligeramente el dedo en la tierra para verificar que un poco más abajo sigue seco.

En el caso de las plantas, siempre es mejor la escasez de agua que el exceso de hidratación. Muy pocas plantas son capaces de sobrevivir cuando al exceso de agua una vez que encharcamos sus raíces, sin embargo, generalmente son capaces de aguantar más tiempo ante la ausencia de agua. Un identificador muy común que refleja un exceso de hidratación son las pequeñas manchas que se suelen producir en las hojas, por lo que recomendamos prestar atención a este tipo de señales.

Selecciona con cuidado el lugar donde dejarás tu ramo


No debes dejar el jarrón en contacto directo con el sol ya que se marchitaría fácilmente. Por el contrario, tampoco deber dejar las flores en un lugar demasiado oscuro ya que requieren de luz.

Recuerda siempre buscar un lugar intermedio, un sitio con suficiente luz pero que no esté en contacto directo con el sol o muy cerca de las ventanas.


Hasta aquí nuestros 10 trucos básicos para alargar el tiempo de vida de tus flores. ¿Te han gustado? No te olvides de dejarnos un comentario más abajo y compartir este artículo con tu familia y amigos 😉

2018-07-15T23:01:25+00:00domingo, 21 enero, 2018|Sin comentarios

Déjanos tu comentario